domingo, 6 de marzo de 2011

llaves de hotel

¿Alguna vez te has preguntado qué información se guarda en las llaves magnéticas de los hoteles? (las que se asemejan a las tarjetas de crédito)

Mira la respuesta y cambia tus hábitos:
1.-- Nombre del huésped.
2.-- Domicilio del huésped
3.-- Número de la habitación del hotel
4.-- Fechas de entrada y de salida
5.-- Número de la tarjeta de crédito del huésped y la fecha de validez.
6 --Nº de Carnet de Identidad.

Cuando devuelves las llaves a la recepción del hotel, la información queda totalmente disponible para cualquier empleado con acceso al 'scanner' del hotel.
Más aún, el empleado puede llevarlas a su casa y mediante la utilización de un aparato de scanner magnético, puede tener acceso a la información contenida en las llaves y usarla para hacer compras por Internet.

En general, en la mayor totalidad de los hoteles no se borra la información de las llaves magnéticas hasta que vuelven a ser utilizadas para un nuevo cliente.

Hasta entonces, la llave se queda en el cajón de la recepción del hotel con la información del cliente anterior disponible para que alguien pueda hacer uso de ella a su conveniencia.

Resumiendo:

1) Para evitar problemas guarda las llaves magnéticas, llévatelas contigo o destrúyelas.

2) No las dejes en la habitación, ni en el cubo de la basura y JAMÁS las devuelvas a la Recepción del hotel cuando pagues la cuenta.

3) Los hoteles no pueden cobrarte porque no les haya devuelto la llave (es ilegal), y de este modo, tendrás la seguridad de que no dejas la información personal que puede ser de fácil acceso y utilización por parte de terceros.

4) Igualmente, si te das cuenta en el aeropuerto que todavía tienes la llave del hotel no la tires en el cubo de la basura, llévatela a casa o destrúyela con unas tijeras cortando la faja magnética en el reverso de la tarjeta.

1 comentario:

  1. Esto es asi en todas partes?? Porque en unos dias voy a ir a uno de los hoteles cinco estrellas en guadalajara, que tiene este tipo de llaves!!

    ResponderEliminar